El Estado Del ArteUncategorized

Johanna Watson, periodista musical: “el rock está un poco fofo ya, hay que darle nueva vida”

Publicista de profesión, periodista cultural y musical de oficio desde hace ya veinte años; autora infatigable de inspiradas y exitosas columnas de opinión, entrevistas y reportajes musicales publicados en prestigiosos medios nacionales e internacionales nos sorprende con su sitio web que reúne su trabajo en el mundo del arte y la cultura, especialmente en la música: www.johannawatson.cl

Johanna Watson junto a Jorge González

Primero que cualquier cosa queremos saber ¿Cómo fue tu inicio e inserción en el campo de la música?

No sé bien cuando comencé a relacionarme con el campo de la música, porque fue algo que se dio de manera natural desde mi niñez y fue aumentando de a poco en el tiempo. Siempre he sido melómana, una entusiasta de la música y también de escribir, sobre mis emociones, sobre lo que me pasa. No hay una fecha exacta de comienzo, pero si hay una fecha exacta de cuando comencé a escribir de manera profesional,  para otras personas, fue en un fanzine punk para ser exactos, eso pasó hace 20 años, el año 2001. 

¿Qué te llevó a levantar tu propio sitio web con tu trabajo en el campo de la música y en qué consiste?

En estos 20 años he escrito para un montón de medios distintos, algunos siguen vigentes, otros ya no existen. Cuando quería hablar de mi trabajo a alguien tenía que meterme a internet y buscar links dispersos por aquí y por allá, y con el tiempo me fui dando cuenta que algunas cosas que había hecho ya no estaban disponibles. Incluyendo un medio personal que tuve, que lo había perdido en el cosmos de internet, pero que con mucha paciencia, logré recuperar. Ese sitio estaba inspirado en los años 90 y duró dos años, una vez lo destacaron en un especial de revista El Sábado de El Mercurio.  En general he ido creciendo, comencé escribiendo en medios más pequeños y ahora estoy en varios, de los más importantes, entonces me parecía que era un gesto de justicia conmigo y con el trabajo que he estado haciendo durante tanto tiempo. Entonces me puse a rescatar, a buscar en mis archivos, correos, pendrives, etc. Para  así tener todo reunido en un solo lugar y decir: esta soy yo, esto es lo que amo hacer.  En el sitio la gente podrá hacerse una idea de mi trayectoria,  los temas que me han interesado, la perfección de la pluma a través del tiempo, experiencias que he escrito en crónicas, etc, es muy bonito el recorrido y emocionante también.

¿Cuáles son los cambios más significativos que ha sufrido el campo de la música chilena en estos últimos 20 años?

La música chilena ha cambiado, desde la forma como llega a sus auditores a su composición. En los 90 y hacia atrás, los jóvenes teníamos acceso a la música a través de la radio o de las revistas especializadas, hoy el acceso es a través de internet, de plataformas como Spotify, y en ese sentido, la forma de la música también ha cambiado, pero no a nivel nacional, yo creo que el fenómeno es mundial. Ahora los músicos pueden grabar sus discos desde sus casas, no necesariamente tienen productores o estudios, y así es como todo también ha ido acomodándose a estas nuevas estructuras y formas de crear. No siempre los resultados son buenos, eso sí. Las propuestas de hoy, siento que van en su mayoría por una misma línea, creo que falta diversidad y creatividad. La mayor parte de la música nueva está más enfocada a lo urbano, a lo indie, falta un poco de otros géneros. No digo que no los haya, pero creo que faltan nuevas formulaciones, creatividad, el rock está un poco fofo ya, hay que darle nueva vida, buscarle la vuelta. Destaco en ese sentido lo que hace la banda “Nunca seremos dichosos” una banda Metal que cantan en mapuzungun y español y juega con esta visual. Son increíbles, novedosos y suenan muy bien. Te dejo un tema que me gusta ene:

¿Cuál sería tu análisis de la condición de las y los trabajadores del campo de la música en el marco tanto del estallido social del 18 de octubre de 2019, incluyendo la pandemia, hasta la hoy día?

Las condiciones de los trabajadores de la música, donde me incluyo, son bien difíciles. Como dices tú, partieron con el estallido, pero se agudizaron con la pandemia y poco han mejorado. Los medios de comunicación pasan por una fuerte crisis económica, para qué decir todo el rubro de la música, el teatro, el cine, todo lo cultural que vive de las audiencias.  El apoyo del gobierno ha sido insuficiente, y estoy siendo generosa utilizando esa palabra. Se regaló un bono de 500 mil pesos y lo recibió gente nada que ver. Yo reunía todas las condiciones para recibirlo y no lo obtuve, por las negligencias del gobierno. Entregaron cajas de alimentos a la comunidad, pero todas esas cosas solo han sido aspirinas, hay un problema de fondo, y la pandemia lo ha evidenciado. No hay una entidad que dé sustento al área de la cultura en Chile, que la respalde. Muchos músicos que conozco hoy están en el rubro de la venta y delivery de alimentos, y no son músicos emergentes. ¿Por qué pasa eso? porque la cultura siempre está considerada en el último eslabón de la cadena de los asuntos importantes de este país. Sin embargo, es la cultura la gran compañera de la gente durante la pandemia. Pero ni ahora ni antes se la considera como un agente importante dentro de la sociedad, y por eso, con la pandemia, ese descuido y menosprecio ha quedado al descubierto.

Johanna Watson junto a Evaristo Páramos de La Polla Records
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba