Reporte Principal

Consulta ciudadana: Plaza de Armas, ¿Aníbal Pinto o Janequeo?

El lenguaje y las sociedades,son entidades vivas y, como tales, susceptibles a cambios, como lo ha demostrado toda la historia humana, por lo que se puede entender que frente a nuevos escenarios sociales, económicos o políticos, se quiera volver a denominar a las cosas, relevando así, en este caso, las características de una mujer perteneciente a la historia de las primeras naciones que han ocupado el territorio, con un afán de identidad para la ciudad y sus habitantes, como lo es Janequeo, para designar con ese nombre a la Plaza de armas de la ciudad de Temuco.

Janequeo fue una líder guerrera mapuche que comandó al ejército mapuche a fines del siglo XVI, debido a que los españoles habían asesinado a su esposo, el Lonco Huepotaén por orden de Alonso de Sotomayor, Capitán General del Reino de Chile. Janequeo comandó un ejército de cuatro mil mapuches entre ambas cordilleras por el territorio de la Araucanía, tomando protagonismo y liderazgo en una época donde estos sucesos solo tenían presencia masculina.

Por su parte, Aníbal Pinto, abogado y político liberal, fue Presidente de la Republica de Chile entre 1877 y 1881, conocido por declararle la guerra a Bolivia y a Perú por disputas territoriales en relación a la producción del salitre, dando inicio a la que se conoce como la Guerra del Pacifico.

Con motivo de la revuelta o estallido social ocurrido el 18 de octubre de 2019, múltiples monumentos y sitios o locaciones se vieron cuestionadas en su validación respecto de la historia de Chile, lo que tuvo como resultado el derribo de estatuas y monumentos de personalidades que hasta ese momento habían sido considerados o respetados en su calidad de próceres de la patria. Casos como el monumento del General Baquedano en Santiago; el cambio de nombre de Plaza Italia a Plaza Dignidad o, el caso en que se arranca el busto escultórico de Pedro de Valdivia y de Diego portales, en la ciudad de Temuco y estos últimos días hemos vuelto a revivir, ahora a manera de controversia, el hecho de denominar la plaza de armas de la ciudad, que lleva el nombre de Aníbal pinto, por el nombre de Janequeo y es por esto mismo que le hemos consultado a distintas personas del ámbito público y académico, cuál es su posición al respecto.

En este sentido se le consultó a la concejala del Partido Ecologista Verde ¿Cuál es su posición en cuanto al cambio de nombre a la plaza de armas, que desde octubre 2019 se le llama por la ciudadanía Plaza Janequeo? A lo que respondió que: “La plaza principal sin duda es un símbolo de encuentro de los ciudadanos y ciudadanas de Temuco. A mi parecer hay que escuchar la voz de los vecinos quienes no se sienten representados por este nombre, a la vez de reivindicar al pueblo mapuche y a esta heroína que comandó en la guerra de Arauco y, estando en línea con los cambios que vive el país, realzar las figuras negadas de la historia oficial”. Así mismo el concejal Bruno Hauerstein, de Evópoli nos comentó que: “Claro que también he escuchado que se le llama Janequeo, pero cuando la concejala Claudia preguntó en el concejo el nombre, sigue siendo la plaza de armas Aníbal Pinto. Claro, uno le llama como quiere, pero en el fondo, el nombre que esta estipulado legalmente es plaza de armas Aníbal Pinto”. Por su parte la concejala Soledad Gallardo por cupo independiente de la Democracia Cristiana nos comentó que “si estoy de acuerdo, porque viene de los movimientos sociales surgidos en  octubre del 2019 y sobre todo por la perspectiva de género. Tenemos muy pocas plazas en Chile que lleven nombre de mujer. Y desde la perspectiva de género, seria sumamente importante que una de nuestras plazas tenga nombre de mujer, pero si con consulta ciudadana”. Otro de os entrevistados, el concejal Esteban Barriga del Partido Socialista dijo que “la verdad es que estamos en un proceso de cambios y de reinventarnos y de cambio de paradigma de cómo ver a la ciudadanía y de ver la participación ciudadana y lo que verdaderamente quiere la gente. En ese sentido yo creo que, desde la revuelta social, se nos ha enseñado a todos, a remirar la política con un ojo desde la ciudadanía, pero también la participación. Nuestras ciudades, nuestros países claramente fueron hechos y se les colocaron nombres de diferentes personas y desde incluso seres que fueron muy malos para nuestra región y nuestro pueblo indígena. Pero sin embargo si hoy en día nosotros queremos hacer un cambio de nombre, yo creo que es totalmente necesario, pero debemos hacerlo por los conductos que se otorgan para poder realizarlos. Frente a esta misma interrogante, el consejero regional Daniel Sandoval de la Federación Regionalista Verde nos dijo que: “mi posición es que, en una comunidad dinámica, que evoluciona, que reflexiona, que va avanzando hacia transformaciones sociales y culturales, yo creo que es muy positivo que la sociedad civil temuquense pueda resignificar el nombre de la plaza de armas. Acá hay que reconocer que son las organizaciones feministas que, a partir de octubre del 2019, denominan y autodenominan plaza Janequeo a la plaza Aníbal Pinto de Temuco. Yo estoy a favor de consultarle a la ciudadanía y que se pronuncien respecto a una nueva denominación. Será Janequeo u otros atributos históricos que puedan surgir. Pero yo creo que es un momento oportuno, como se han ido eliminando también hijos ilustres o también en un proceso constituyente como el que estamos viviendo de otorgar valor contextual histórico a espacios que son comunes, que son públicos y que deberían tener un anclaje y una vinculación positiva en torno a nuevas denominaciones de espacios públicos como la plaza de armas.

Rodolfo Disi académico y profesor de Ciencia Política de la Universidad Católica de Temuco nos señala que “a mí lo que me parece con respecto al cambio del nombre de la plaza, es que en principio me parece bien, me parece que cambiar el nombre de un presidente del siglo XIX, que no está relacionado directamente o de buena forma con la región, a una figura histórica que reivindica muchas de las cosas que han pasado desde octubre del 2019, me parece bien. Otra cosa que es positiva es que a lo largo de todo Chile y de la región, la mayoría de los hitos urbanos y geográficos tienen nombres de hombres, las calles, las plazas y otros hitos, entonces cambiarle a un nombre de mujer me parece muy significativo y acorde con los tiempos. Aunque creo que lo ideal sería, digamos, no sé si oficializar, pero si institucionalizar el cambio de nombre por ejemplo como una iniciativa del municipio.

Respecto de la pregunta sobre una posible consulta ciudadana para un posible cambio de nombre, la concejala Viviana Díaz nos comentó que: “también quiero decirle a los vecinos y vecinas que confíen en nuestras decisiones como autoridades locales, en este caso es pertinente una consulta ciudadana por la importancia que refleja esta plaza para la comuna”; el concejal Bruno dijo: “si pues, todo este tema se basa en la democracia, lo que diga la mayoría y habría que hacerlo. Si en la consulta ciudadana se logra cambiar el nombre, se le cambia. Eso es lo que yo creo”; la concejala Soledad Gallardo nos señaló que: “esta consulta debería ser llevada si o si a nivel de toda la comuna porque es la plaza de armas, es la plaza más importante que tenemos en Temuco y tendríamos que opinar todos, desde los barrios y, desde eso, que sea una consulta popular, para que el cambio no sea complejo en los diferentes estratos sociales y diferentes macro sectores de Temuco, que todos tenemos que converger juntos en la plaza. Es un cambio significativo”; l concejal Esteban Barriga, por su parte, nos dijo que: “claramente la posibilidad está abierta y los ciudadanos deben hacerlo. Hay algo que puso la gente y que puso algún sector de la ciudadanía plaza Janequeo, quien fue una tremenda mujer, luchadora, que nos demostró la valentía del pueblo mapuche en la historia y que muchas veces ha querido ser oculta como muchas mujeres, a través de nuestra larga historia como país. Yo creo que, si la gente quiere que se cambie, hay que hacer la consulta, para eso es necesario que las personas que estén llevando la idea, puedan presentarse al municipio, para que el concejo pueda decidir si hacer la consulta ciudadana. Tenemos por primera vez un Departamento de Participación ciudadana en el municipio, el cual nos da la oportunidad de que cada una de las acciones que tomemos sean irrefutables y además nadie pueda decir lo contrario. Nos pasó hace poco con una calle Botrolhue que se le quería poner el nombre de un bombero llamado Freddy Rivas, que trabajó en el municipio, y la gente no quiso vivir en la calle con su nombre, porque le causaba muchos problemas por los títulos y todo, y nosotros tuvimos que consultar también, porque a eso, nacido desde un concejal que dijo en un momento que esa calle podía llamarse así, los vecinos se opusieron. Hoy en día para que eso no vuelva a suceder, debemos hacer las cosas en los espacios que nosotros mismos hemos luchado con la vuelta a la democracia y esos espacios son formales en los cuales nosotros podemos acudir. Y yo invito a la ciudadanía, a las organizaciones que quieran llevar una iniciativa como esta, que la haga llegar con el respaldo de los vecinos, de la ciudadanía, carta de organizaciones de los vecinos, firmas que se recojan en la ciudad donde exista una solicitud que sea contundente y que nadie pueda refutar. En ese sentido si eso llega al concejo, por supuesto que yo votaría para que se haga esta consulta ciudadana y también votaría para el cambio de nombre y participaría para ese cambio de nombre”; el consejero regional Daniel Sandoval nos comento que: “sin duda yo iría a votar y promovería la participación y a lo mejor promovería una opción que es Janequeo, en torno de lo que significa para la historia de la Araucanía y también poner en valor a las mujeres. Hay un estudio de una amiga geógrafa que dice que el más del 90% de las plazas y de las calles tienen nombres de hombres y no de mujeres. Así que promovería la participación y la denominación de Janequeo”. Por su arte, Rodolfo Disi nos señala: “Creo que sería ideal hacer una consulta ciudadana que defina el nombre de la plaza, creo que eso le daría un poco más de legitimidad al cambio de nombre a un espacio público que lo ocupan tanto las personas que pueden estar a favor del cambio del nombre como a las personas que están a favor de mantener al actual. Y yo definitivamente iría a votar porque me parece que darle ese tipo de opciones a la ciudadanía siempre es bueno y creo que en ese caso sería un cambio positivo”.

El movimiento social de octubre del 2019 fue el gatillante común sobre la preocupación y demanda ciudadana sobre el cambio de nombre para la Plaza de Armas de Temuco, aunque por ahora el nombre oficial de la plaza sigue siendo Aníbal Pinto. Todos los consultados están de acuerdo con la realización de una consulta ciudadana para resolver el tema, ya sea para validar el cambio que se viene generando o, para solucionar la disputa por vía democrática. También se realza el importante papel que deben tener las autoridades para respaldar y apoyar la participación ciudadana en estos temas y que puedan confiar en la organización de sus mismos vecinos para levantar esta y otras iniciativas.  

En conclusión, podemos decir que tanto el lenguaje y las sociedades, son entidades vivas y, como tales, susceptibles a cambios, como lo ha demostrado toda la historia humana, por lo que se puede entender que frente a nuevos escenarios sociales, económicos o políticos, se quiera volver a denominar a las cosas, relevando así, en este caso, las características de una mujer perteneciente a la historia de las primeras naciones que han ocupado el territorio, con un afán de identidad para la ciudad y sus habitantes, como lo es Janequeo, para designar con ese nombre a la Plaza de armas de la ciudad de Temuco.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba