Pensando En Voz Alta

Declaración pública: Colegio de trabajadoras y trabajadores sociales de Chile

  1. Expresamos profunda inquietud por los efectos, en la salud de la población, provocados por la crisis sanitaria que vivimos como país, producto de la pandemia que azota al mundo. En este marco, y los DDHH queremos centrar la atención, en particular, en la situación de los jóvenes privados de libertad post estallido social octubre 2019.
  2. Como Colegio profesional hemos llamado a la población a la calma y a cumplir las indicaciones ampliamente informadas, tanto como a confiar en que chile superará la crisis sanitaria.
  3. Sin embargo, no podemos ignorar lo que está ocurriendo en algunas áreas o servicios, en especial en los recintos que agrupan forzadamente personas: centros de detención, instalaciones del SENAME y cárceles.
    Es de conocimiento público que en dichos establecimientos existe sobre población, saturación de espacios y en muchas ocasiones hacinamiento; además contacto personal y acercamiento físico permanente entre su población
    En estas circunstancias es imposible cumplir con las medidas sanitarias adoptadas en el país, siendo evidente que los internos son discriminados en su derecho humano a la salud con consecuencias graves, incluso fatales y un foco de infección desde y hacia el exterior que incluye a todos los presos a sus familiares y los funcionarios de gendarmería.
  4. EN ESTE CONTEXTO EPIDEMIOLÓGICO NOS OCUPA CON ESPECIAL INTERÉS, Y EN FORMA PARTICULAR, LA SITUACIÓN DE LOS JÓVENES DETENIDOS EN LAS PROTESTAS EN EL MARCO DE LA CRISIS SOCIAL QUE VIVIMOS A PARTIR DEL 18 DE OCTUBRE DEL AÑO RECIÉN PASADO y QUE SE ENCUENTRAN RECLUIDOS EN DICHOS RECINTOS.
  5. Por nuestro conocimiento profesional de sus realidades, sabemos que la mayoría de ellos son jóvenes que participaron en las movilizaciones sociales, en busca de legítimas demandas y que fueron detenidos. Hoy se encuentran en calidad de imputados en espera de ser juzgados, en un proceso que se torna lento y pone en riesgo a éstos, en muchos aspectos. Entonces desde el punto de vista legal es válida la presunción de su inocencia.
  6. POR LO PLANTEADO SOLICITAMOS A LA BREVEDAD PARA ELLOS EL CAMBIO DE LA MEDIDA CAUTELAR DE PRISIÓN PREVENTIVA POR ARRESTO DOMICILIARIO.
  7. Esto contribuiría, a descongestionar el recinto en que se encuentran, se preservaría la salud de los jóvenes detenidos y de otras personas incluidas en el recinto. Sería además una medida humanitaria hacia jóvenes de parte de las autoridades y del poder judicial y de todos a quienes les corresponde adoptar una medida de este tipo.
  8. Solicitamos también para la población penal interna, en general, que el gobierno asuma su deber de estado, que velando por los DDHH de los recluidos implemente medidas realmente eficaces a su condición.
  9. Finalmente, hacemos presente que compartimos, en relación a este tema, lo planteado en las declaraciones de la Comisión Chilena de DDHH y compartimos igualmente la inquietud planteada por los familiares en la Declaración de la Organización de Familiares y Amigos de Presxs Políticxs de la Revuelta.
    ANA MARIA NAVIA ALICIA YAÑEZ MERINO
    COORDINADORA PRESIDENTA NACIONAL
    COMISIÓN NACIONAL DE DDHH

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba