Entrevista directa política

Entrevista directa: Salud Pública en desprotección

Hoy conversamos con Carlos Mena, Presidente Regional de la Federación de Funcionarios de Salud Municipal de la Región de La Araucanía y dirigente nacional de la CONFUSAM sobre la realidad por la que el sector de la salud pública atraviesa en el marco de esta crisis sanitaria global.

“Es de toda lógica el reclamo que nosotros hacemos acerca de la falta de elementos de protección y aún más cuando el ministerio de salud quiere volver a la normalidad de los controles de salud, porque si no son capaces siquiera de asegurarnos el recambio, menos van a poder ser capaces de asegurarnos el recambio entre cada uno de los controles de los diferentes profesionales y también de los diferentes técnicos y administrativos de la salud pública”.

¿Cómo golpea a la CONFUSAM y a todos los trabajadores de la salud de La Araucanía el deceso de Lorena, trabajadora de la salud de la comuna de Gorbea?

Sin duda para nosotros el día de hoy es uno súper complicado. Los trabajadores de la salud pública tenemos un sentimiento común y ese sentimiento común se describe básicamente en dos palabras: en desprotección e inseguridad. Desde que se decreta la fase cuatro de propagación de esta pandemia nosotros sabíamos cuál iba a ser el escenario en el que íbamos a estar navegando esta semana porque el diagnóstico nuestro siempre ha sido súper claro en definir que nuestra salud pública carece de un incentivo financiero de aporte del Estado en cuanto a su fortalecimiento, tiene brechas importantes en cuanto a recursos humanos sobre todo en el ámbito hospitalario y obviamente carece de una infraestructura adecuada para poder atender al 80% de la población que tiene FONASA, porque es el 80% el que se atiende en el sistema público, por lo tanto accede a los servicios de salud pública. En ese escenario nosotros nos íbamos a manejar, un escenario donde la precarización del empleo también es muy fuerte, con un alto porcentaje de trabajadores a honorarios en las dotaciones de salud municipal, particularmente porque la dotación mediante los contrato de prestadores de servicios ha sido una cuestión que ha ido incrementándose con el correr de los años y no así el financiamiento estructural de la atención primaria, por lo tanto la autonomía que tiene la gran mayoría de los municipios para poder enfrentar estas situaciones, sobre todo esta de crisis sanitaria, es una autonomía que no responde a un patrón común de parte de una definición política de la autoridad sanitaria, además, hay alcaldes que resuelven de manera adecuada las coyunturas y hay alcaldes que no son capaces de responder a esta coyuntura sanitaria y el ejemplo más práctico que nosotros podemos dejar hoy de manifiesto es la falta de los elementos de protección personal, porque no puede ser posible que nosotros hoy día tengamos que utilizar una mascarilla quirúrgica durante toda una jornada laboral cuando sabemos que en términos concretos la mascarilla quirúrgica no es capaz de proteger las gotitas de aspersión del virus, entonces es de toda lógica el reclamo que nosotros hacemos acerca de la falta de elementos de protección y aún más cuando el ministerio de salud quiere volver a la normalidad de los controles de salud, porque si no son capaces siquiera de asegurarnos el recambio, menos van a poder ser capaces de asegurarnos el recambio entre cada uno de los controles de los diferentes profesionales y también de los diferentes técnicos y administrativos de la salud pública.

¿Cuáles son las principales carencias de implementos para poder hacer frente a esta crisis sanitaria que tienen los trabajadores de la salud en La Araucanía?

Hace poco, con un compañero de la atención primaria, con Cristian, un dirigente de la comuna de Victoria, escribimos una columna sobre cuáles son los elementos de protección tanto individuales como para el personal de salud, en este caso para poder combatir el coronavirus. No es un tema desconocido por el mundo, sino que más bien es un tema que está expuesto en diferentes guías clínicas de diferentes sociedades científicas y también de diferentes colegios profesionales. Ahí está el uso de mascarillas N-95 por sobre todo cuando hay contacto directo con gotitas de pacientes que son confirmados por covid-19 o pacientes que están  en sospecha que están sintomáticos respiratorios, el uso de la N-95 tiene que ser primordial, antiparras o máscaras faciales también son un elemento que nos ayudan a protegernos de las gotitas que pudiesen contener este virus, batas desechables, junto con ello cubre zapatos y cubre pelo que también está comprobado que en el pelo se pueden mantener colonias de este virus, lo que permitiría también la propagación del mismo, por lo tanto se hace indispensable que los centros de atención primaria cuenten con batas desechables, con cubre calzado, con protectores faciales, con mascarillas N-95 en el caso que estemos trabajando con sintomáticos respiratorios o con pacientes confirmados y obviamente la protección de mascarillas quirúrgicas en el caso correspondiente.

Nos imaginamos que esas demandas se las han hecho saber a las autoridades pertinentes. También me hablabas de la diversidad de las maneras de abordar el tema por parte de las distintas municipalidades, pero en general ¿Cuál ha sido la respuesta de las distintas instituciones de las cuales ustedes dependen en cuanto a estas carencias?

Lo que hemos recibido de parte de la autoridad sanitaria particularmente han sido indicaciones de retomar la normalidad en la atención de nuestras usuarias y usuarios, lo que se contrapone con las deficiencias, porque por un lado, para poder atender a las usuarias y usuarios en cada uno de los controles respectivos, necesitamos tener los distintos implementos de seguridad y protección del personal, entonces para nosotros es muy importante que partamos de la base de implementar los elementos de protección del personal para los diferentes centros de salud del país de manera adecuada que nos permita tener el recambio también adecuado de los elementos de protección para así, de esta forma, poder también cumplir con las indicaciones de la autoridad sanitaria. Hoy día el ministro Mañalich plantea la vuelta a la normalidad en los controles de salud pero eso es improbable que ocurra porque no tenemos las condiciones ni las capacidades para poder atender a estos usuarios y usuarias en los diferentes programas de la atención primaria.

¿Cuáles son las proyecciones que tu puedes hacer del desarrollo de esta pandemia en la región? ¿Cuál es el panorama que se aproxima, en definitivas cuentas?

El desarrollo de esta pandemia tiene una multidimensionalidad en cuanto a cómo hoy en día se debiera estar abordando el aspecto sanitario a través de la implementación de los ventiladores sin duda es un aspecto que resuelve el estado más crítico del paciente respiratorio confirmado sintomático, pero hay otros elementos para poder hacerle frente a esta pandemia que tiene que ver con los aspectos financieros a la economía del hogar, o sea, muchas familias en la región de La Araucanía subsisten con el ingreso diario de muchas jefas o jefes de hogar. Tenemos condiciones socioambientales que también dificultan bastante el escenario en el cual nos vamos a ver enfrentados en estas semanas. O sea, todavía no llegamos ni siquiera al pick de casos de episodios de más contaminación ambiental en la región de La Araucanía. Tenemos problemas serios también de agua potable en muchos de los más de cincuenta campamentos que hay en Temuco, entonces sin duda el panorama con pocas medidas restrictivas de desplazamiento, con un hacinamiento en muchos de los hogares de La Araucanía va a ser un escenario de propagación de esta pandemia, con un colapso de la red asistencial con el correr de las semanas y el número de contagios va a incrementar y por lo tanto lo más probable es que se ponga en tensión nuevamente a las autoridades de gobierno acerca de cuáles son las medidas efectivas para contener y mitigar la propagación de este virus.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba