Entrevista directa política

Entrevista constituyente: Constitución, derechos y plurinacionalidad.

Héctor Obreque Santibañez, Presidente Regional del Partido Comunista de Chile Araucanía

“En el plebiscito, si hacemos que gane el apruebo, vamos a sepultar la constitución de Pinochet, a la que le han querido dar un sentido democrático, como lo hizo Lagos y otros más. Ese tiene que ser el primer paso y tiene que ser con una convención constituyente, vale decir que todos los que van a hacer la nueva constitución sean elegidos por los ciudadanos, donde participe la igualdad de mujeres y hombres”.

Estimado Héctor, queremos saber sobre su visión en torno al origen del conflicto, del levantamiento ciudadano que nos ha tocado vivir desde el 18 de octubre de 2019.

El origen de este conflicto. Primero decir que surge desde el golpe militar del año 1973, donde se rompe la democracia, donde el ejército y el dictador, apoyado por la reacción internacional y por la derecha chilena, rompen el esquema democrático que venía desarrollándose y termina con los avances que había tenido el pueblo chileno en derechos. Seguido a eso, la constitución creada por cuatro personajes que idearon lo que tenía que ser Chile para el futuro y en eso hicieron una constitución a medida de los empresarios, o sea una constitución que abalaba principalmente los negocios y quitaba los derechos que la población tenía. Por ahí parte la situación. Ahora la represión, el término de los medios de comunicación, del parlamento, sin ninguna forma de participación ciudadana. Ahora, a la salida de la dictadura, se produce una situación que deja a los sectores más progresistas fuera del esquema y comienza a administrar el modelo, la concertación administra el modelo aunque diga que es lo más exitoso en lo económico, pero es la administración del modelo y la pérdida de derechos, por ejemplo la venta del agua, los créditos que entregan los estudiantes a la banca. La banca se hace cargo de la responsabilidad que tenía que haber tenido el estado de haber financiado la educación y hoy día se ha ido sumando, por eso es que esto de que los jóvenes digan que no son treinta pesos que iba a subir el pasaje, sino que treinta años y que si le sumamos la dictadura son muchos más años de injusticia y se fueron sumando y se fue creando pobreza, fueron minando, quitando los derechos de la población y esa constitución tiene acceso a la educación, vale decir que tu puedes entrar a la educación, pero si tienes plata para poder pagar y si no vas a ir a una escuela pública donde los recursos de la escuela pública no son los mismos que los que usan las escuelas pagadas, entonces eso provoca un problema.

Accesos, pero no derechos.

Y además el estado pasa a ser u Estado subsidiario, vale decir, un Estado que observa, que regula y que resuelve los problemas a través de los bonos. En los gobiernos hay una situación de conflicto, un bono, pero eso no le da el derecho a las cosas y eso lo han hecho todos los gobiernos. Si bien es cierto que con el último gobierno de la presidenta Bachelet avanzó un cachito, pero no era lo suficiente para frenar un conflicto social que venía germinando y que nadie vio cómo iba a explotar y que explotó de esta manera, en que los jóvenes nos hicieron despertar y el despertar de Chile y la población chilena estaba ahí oculta en un sueño por decirlo de alguna manera provocó todo esto que estamos viviendo el día de hoy. La gente movilizada por todas las injusticias que hay. Los transportistas por lo que significa el cobro de las carreteras. Nosotros antes decíamos cuando niños que la calle es libre y nosotros podemos andar por el camino que queramos. Hoy no podemos andar por el camino que queramos porque hay que pagar peaje en todos lados. Para entrar a una ciudad hay que pagar peaje, para salir de una igual. Los estudiantes, por lo temas de injusticia que significa el acceso a la educación. La gente de la salud, cinco años, diez años esperando por una atención. Ha habido casos en que han llamado a las personas que tienen una operación y esas personas están fallecidas. O sea es una burla este sistema. Por lo tanto se requiere cómo salir de esto. La gente toda me pregunta “y cómo vamos a salir de esto”. Una de las formas de salir de esto podría ser el adelantar las elecciones, vale decir adelantar la elección presidencial y la elección parlamentaria.

En ese sentido el partido tiene una propuesta, una visión en torno al proceso que nosotros ya llevamos adelante, en el que estamos que es el plebiscito por el apruebo o por el rechazo de una nueva constitución. En qué situación se encuentra el partido en este caso.

Una de las formas de poder salir de este atolladero podría ser adelantando las elecciones, porque un gobierno que tiene un 6% de aprobación de la población no puede gobernar, no está gobernando, las decisiones que toma son erráticas y el parlamento desprestigiado como está… entonces, ¿qué es lo que hay que hacer? Entregarle el poder al soberano que son los ciudadanos, que resuelvan ese tema y la forma de resolverlo es con una elección presidencial y con una elección del parlamento. Eso es una parte, porque la derecha dice que eso es un golpe de Estado y la derecha sabe de golpes de Estado. Los comunistas nunca hemos participado en acciones violentas o golpes de Estad en Chile, por lo tanto no nos pueden acusar de eso. Y lo otro es el camino que se está abriendo hacia tener una nueva constitución. En el plebiscito, si hacemos que gane el apruebo, vamos a sepultar la constitución de Pinochet, a la que le han querido dar un sentido democrático, como lo hizo Lagos y otros más. Ese tiene que ser el primer paso y tiene que ser con una convención constituyente, vale decir que todos los que van a hacer la nueva constitución sean elegidos por los ciudadanos, donde participe la igualdad de mujeres y hombres, porque somos casi el 50 y 50 de la población.

De hecho las mujeres son un poquito más.

Bueno, inclusive podrían estar exigiéndonos un porcentaje mayor, pero todavía no hay conciencia para eso, creo yo. Necesitamos escaños para los pueblos originarios. Tenemos que pensar que son el 12% de la población chilena también, por lo tanto se necesita conocer la voz de ellos en la redacción de una nueva constitución, aunque nosotros partidarios de una Asamblea Constituyente, porque a esta convención constituyente ya le están poniendo trabas: un tercio. Y nosotros sabemos lo que significa un tercio, porque la derecha puede obstaculizar todo el proceso. Sólo un ejemplo, la derecha dice “estamos por el rechazo”, hagamos las cosas al tiro, hagámosla corta dicen, pero ocurre que hacerla corta ha significado lo siguiente: se quiso hacer una modificación con respecto al agua y ocurre que se votó en el parlamento. 24 senadores aprobaron y 12 rechazaron y ocurre que esos 12 que rechazaron impidieron que se aprobara la ley, vale decir que el agua sigue siendo privada y cuál era la idea de la mayoría, que el agua vuelva a ser un bien público. Entonces ese es el mejor ejemplo de cómo la derecha obstaculiza los cambios y hoy día -¿por qué votaron así?-, porque ellos son los dueños del agua, ellos son los que se benefician del agua, mientas la población está sufriendo la sequía.

En relación con eso, cuáles son los principales contenidos que deberían estar en la nueva constitución.

Necesariamente, primero, que el poder radique en la ciudadanía. Lo otro es que el Estado debe cumplir un rol activo en la economía que pueda resolver los problemas económicos. Otra cuestión que debiera estar en la constitución tiene que ver con los recursos naturales. Los recursos naturales tienen que volver a ser chilenos. El cobre fue chileno, pero la dictadura y los gobiernos de la concertación le entregaron a los capitales extranjeros de nuevo nuestro cobre. También debiera estar establecido en la constitución los derechos que los ciudadanos, que el pueblo chileno, los niños, todos, tengamos derecho no sólo a la alimentación, sino que también a la salud, que la vivienda sea un derecho real, porque hoy en día está la explosión de los campamentos y particularmente en Temuco, lo que demuestra cuán difícil es tener hoy día una vivienda. O sea, están construyendo y uno dice si, están construyendo, pero viviendas de ochenta millones de pesos y para un obrero que gana el mínimo va a ser imposible que vaya a adquirir una vivienda en esas condiciones. Imposible. Por lo tanto el Estado tiene que hacerse responsable y entregar viviendas con los costos que sea necesario cubrir, pero marcando la realidad económica de la población chilena, por lo tanto tiene que ser una constitución de derechos. También estarán los deberes y particularmente lo que nos puede marcar como región, donde tenemos gran parte de la población mapuche.

Nosotros creemos que el Estado chileno en la constitución tiene que declararse un Estado plurinacional. Muchos pueblos habitaban lo que es el territorio que hoy ocupa Chile antes que estuviera el Estado chileno. Nueve pueblos quedan hoy día, porque los otros se han exterminado, la invasión los exterminó, pero esos pueblos originarios tienen vida hoy día. Significan una parte importante de la población chilena, por lo tanto es necesario considerar que Chile es un Estado en el que viven otros pueblos además de los chilenos y eso lo puede determinar la constitución, estableciendo de que Chile es un Estado plurinacional, las leyes dirán después cómo se ordenan, pero el principio que quede establecido en la nueva constitución, que Chile es un Estado Plurinacional.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba