Pensando En Voz Alta

Columna directa: Los niños primero

“Hoy, más que nunca, se hace indispensable extender el postnatal en Chile de manera permanente, al menos hasta las 37 o 38 semanas, que coincidiría con el periodo de exterogestación de los recién nacidos”.

A cuatro meses desde que inició el “Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe ante emergencia por coronavirus Covid-19″, las mujeres y personas que se encuentran a cargo del cuidado personal de sus hijos e hijas menores de un año, todavía no cuentan con una alternativa que les permita no exponerse y exponer a los niños y niñas a un riesgo tan alto como sería contagiarse de Covid-19.

Si bien, en algún momento se habló de un postnatal de emergencia, por todo el periodo de duración del estado de catástrofe, esto finalmente no prosperó y, a cambio, el Gobierno y el Senado han llegado a un acuerdo paupérrimo de “Licencia Médica Parental Covid-19”,  la que según ellos “beneficiaría” a trabajadoras dependientes, independientes y del sector público. Pero el proyecto aún presenta muchos vacíos y  nos muestra lo alejadas de la realidad que están nuestra autoridades, quienes señalan que esta licencia se pagará a través del sistema de salud (Fonasa o Isapre), pero si desglosamos las diversas condiciones laborales de quienes puedan optar a esta licencia, nos encontramos por ejemplo con una trabajadora independiente a honorarios, que tal como lo permite la ley, puede cotizar de formar parcial, lo que implica que al cobrar su licencia preventiva, recibirá un porcentaje muy por debajo de su remuneración ¿Estaban conscientes de esto las autoridades? Este proyecto deja muchas dudas y su aplicación, difícilmente, puede adecuarse a las reales necesidades de quienes hoy están al cuidado de sus hijos e hijas.

Por otra parte, esta crisis sanitaria nos reafirmar las condiciones deficientes que presenta nuestro país en material de postnatal: mujeres (o cuidadores) que deben dejar a sus hijos e hijas a los cinco meses y medio, muchos de ellos con lactancia materna exclusiva, sin haber iniciado la alimentación complementaria o alcanzado hitos del desarrollo indispensables, como sentarse solos. La evidencia científica a nivel nacional e internacional, nos dice que los bebés deben permanecer con sus padres o cuidadores, al menos durante el primer año de vida, que eso asegurará infancias más seguras, sanas y felices, pero en Chile, quienes somos madres, nos vemos obligadas a dejar a nuestros pequeños niños a temprana edad. Hoy, más que nunca, se hace indispensable extender el postnatal en Chile de manera permanente, al menos hasta las 37 o 38 semanas, que coincidiría con el periodo de exterogestación de los recién nacidos.

Para este debate, sin duda se requerirá del profundo compromiso de quienes toman las decisiones y las pueden materializar en leyes, pero hoy por hoy lo que necesitamos es que finalmente se promulgue una ley que asegure a mujeres y cuidadores el derecho de niños y niñas a estar protegidos en medio de una crisis sanitaria de esta envergadura. Necesitamos que se deje de hablar de que se trata de beneficios y que de una vez por todas, se concrete un sistema de protección para niños, niñas y sus cuidadores, antes de que se acabe esta pandemia y, por sobre todo, necesitamos que se trate con suma urgencia. La Infancia no puede seguir siendo postergada en este país, ya que niños y niñas son el presente y el futuro; lo que un Gobierno tiene como lema “Los niños primero”, éste debería entenderlo a la perfección.

Sol Kaechele Mellado, Madre, Psicóloga, Trabajadora.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar