Entrevista directa

Entrevista directa Temuco: Hostigamiento, Derechos Humanos y Pueblos Originarios. El drama de las hortaliceras de Temuco

Tras los nuevos hechos de hostigamiento realizados por parte de carabineros de Chile a pedido del alcalde de la Comuna de Temuco Miguel Ángel Becker, en contra de las hortaliceras mapuche que históricamente venden sus productos en el perímetro central de la ciudad, conversamos con Javiera Baeza Merdanevic, Habilitada en Derecho, Activista Feminista y Asesora de las Hortaliceras de las asociaciones Folil Mapu y Kelluzomonewen.

Yo creo que, frente a los últimos hechos de hostigamiento y violencia desproporcionada que sufrieron las primeras hortaliceras que retornaron al centro luego de levantarse la cuarentena en Temuco, fue gracias a la rápida reacción de la sociedad civil, la difusión de videos y fotos por RRSS y la cobertura mediática que tuvieron estos hechos, que se provocó la presión suficiente para que las autoridades tomaran conciencia de que esta situación no da para más, que en plena crisis sanitaria, económica y social es una urgencia abrir canales de diálogo y poner fin a la guerra que el alcalde Becker le ha declarado a las hortaliceras, una guerra cobarde  y desigual cuando se tiene el monopolio de la fuerza

Quisiéramos saber ¿Cómo te involucraste en este conflicto entre el municipio de Temuco en la figura de Miguel Becker y las hortaliceras que vienen a vender sus productos al centro de la ciudad de Temuco?

El año pasado la violencia y la represión contra las hortaliceras fue particularmente fuerte, lo cual, como mujer y feminista, me parecía indignante. Tenía la idea de que, al igual como ocurrió con los cochayuyeros, podrían dejarlas tranquilas si eran declaradas patrimonio, por lo que me acerqué un día a conversar con ellas para proponerles la idea. De casualidad, en julio conocí al encargado regional del patrimonio cultural inmaterial y en una conversación me comenta que él había trabajado en la declaración de los cochayuyeros, y que debía trabajar con hortaliceras pero para hacerlo tenía que presentarse una solicitud ciudadana. Por otro lado yo era parte de Abofem Wallmapu y cuando suceden los episodios de represión excesiva y las detenciones de agosto de 2019, tomamos la decisión de apoyarlas desde el derecho con perspectiva de género. Nos reunimos con ellas y nos pusimos a disposición. Por otro lado, yo en ese momento también militaba en un partido político y tenía un cargo como representante regional, por lo que solicité a los diputados del partido que oficiaran al alcalde por lo que estaba sucediendo. Cada vez que se hacía algo a favor de las hortaliceras, ya sea individual o colectivamente. Se conversaba primero con ellas para contarles de lo que se trataba y si ellas estaban de acuerdo con esas acciones. Así fue como fuimos construyendo un vínculo y confianzas y ellas también comenzaron a contactarse conmigo y con otras compañeras que estábamos trabajando más de cerca con ellas. Pero lo que yo creo que consolidó mi relación con las hortaliceras son las gestiones y el trabajo que estamos realizando para lograr que sean declaradas  patrimonio cultural inmaterial de Chile, para ellas esto es muy importante.

¿Cuáles son los argumentos en los que se basa la Municipalidad de Temuco para realizar estas acciones contra las hortaliceras?

El origen del conflicto lo podemos encontrar en el decreto alcaldicio n°92 del 11 de enero de 2011, por medio del cual se prohíbe el comercio ambulante y estacionado en el centro de la ciudad, y se traslada a quienes tenían permisos otorgados fuera del perímetro que establece este decreto (Bello, Lautaro, Vicuña Mackenna y General Mackenna) y el 2018 el problema se agudiza con la ordenanza n°003, que establece la sanción de multas a quienes sean sorprendidos comprando al comercio ambulante y estacionado. Ahí entonces el centro comienza a llenarse inspectores municipales, y posteriormente la implementación de los altoparlantes. Esta última ordenanza comenzó a regir el 1 de diciembre de 2018, fijando multas entre 1 a 5 UTM

Lo que podemos observar entonces es que no hay un criterio que permita diferenciar el trabajo de las hortaliceras con el comercio ambulante.  

Lo que el alcalde no toma en consideración es que las hortaliceras, al ser mueres mapuche que ejercen una actividad propia de sus tradiciones, están protegidas por el convenio 169 de la OIT, el cual establece para los Estados que lo ratificaron, como es el caso de Chile, un mandato de protección especial al trabajo indígena, lo entiende como un derecho social que debe garantizarse con pertinencia cultural, y también reconocer la importancia de las actividades económicas de subsistencia y tradicionales de los pueblos indígenas, lo que sin duda las diferencia del comercio ambulante y estacionado común. El alcalde obvia este carácter y protección especial de la actividad de hortaliceras y solo invoca su facultad como administrador de los bienes nacionales de uso público dentro de la comuna.

¿Cuáles son las acciones legales que se han ejercido a favor de las hortaliceras? ¿Cuáles son las demandas específicas que se le hacen a la municipalidad de Temuco?

Tengo conocimiento de un Recurso de Protección presentado en 2011 por el abogado Jaime Madariaga, quien también lleva una causa en favor de las hortaliceras ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Además estoy en conocimiento de los recursos de amparo presentados por el INDH por las detenciones de agosto del año pasado. También Abofem ha realizado algunas presentaciones, que seguramente anunciarán cuando les comuniquen el resultado.

Respecto de lo que se le demanda a la Municipalidad de Temuco, es en primer lugar, que las dejen trabajar tranquilas, que no se les hostigue más ni a ellas ni a quienes compran, que cese todo tipo de violencia en contra de ellas, eso como algo básico. Y en segundo lugar, las ñañas también desean trabajar en mejores condiciones. Eso significa que la Municipalidad  las reconozca como parte de la identidad de la ciudad, que pueden tener carritos o algún tipo de puesto establecido, con pertinencia cultural y acceso a baños. En el fondo, que su trabajo sea puesto en valor y ellas tratadas con dignidad.

¿Cuál es el panorama que tu puedes ver que se proyecta para que las hortaliceras sean respetadas en sus derechos y puedan acceder a mejores condiciones de trabajo?

Yo creo que, frente a los últimos hechos de hostigamiento y violencia desproporcionada que sufrieron las primeras hortaliceras que retornaron al centro luego de levantarse la cuarentena en Temuco, fue gracias a la rápida reacción de la sociedad civil, la difusión de videos y fotos por RRSS y la cobertura mediática que tuvieron estos hechos, que se provocó la presión suficiente para que las autoridades tomaran conciencia de que esta situación no da para más, que en plena crisis sanitaria, económica y social es una urgencia abrir canales de diálogo y poner fin a la guerra que el alcalde Becker le ha declarado a las hortaliceras, una guerra cobarde  y desigual cuando se tiene el monopolio de la fuerza. Es así como se han generado reuniones de las autoridades de gobierno (Gobernador, Seremi de la Mujer y Equidad de Género, Culturas, Arte y Patrimonio y Agricultura) con las hortaliceras quienes se comprometieron con ellas para mediar  con el alcalde, y también de los mismos con el alcalde. Por otro lado fueron nuevamente invitadas a una sesión de la comisión de DDHH y PPOO de la Cámara de Diputados, donde tuve la oportunidad de acompañarlas. Tengo la sensación de que en este momento comenzará a destrabarse el conflicto y a generarse el diálogo que ellas por tantos años han intentado y esperado, para comenzar el camino que las lleve a la solución de esta problemática y el respeto de sus derechos como personas y mujeres mapuche.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar