El Estado Del Arte

El sueño de Solange Carmine.

El día de ayer apareció en las redes sociales de a concejala Solange Carmine una declaración sobre sus intenciones de destinar el inmueble ubicado en la intersección de las calles Claro Solar con Aldunate, de la ciudad de Temuco conocido como el ex liceo técnico femenino, para transformarlo en un centro de abasto justo, misma idea que promulgara el ex intendente Andrés Jouanette cuando ejercía su cargo. Frente a estas declaraciones, el mundo del arte y la cultura local, comunal y regional, expresó su descontento a través de mensajes a la autoridad comunal, haciéndole ver a ella que sus intenciones son por lejos un desatino y un desprecio por la comunidad artística y cultural de la ciudad.

El día de ayer la candidata a alcaldesa de la comuna de Temuco, Solange Carmine, publicó un video de campaña política donde expresa una propuesta de utilización para el espacio conocido como el ex liceo técnico femenino, donde señala: “Soñemos en grande. Basta de que Temuco sea la ciudad más pobre y la Región de La Araucanía la más pobre de Chile. Basta. Ahora tenemos que soñar en grande. Miren ese edificio (refiriéndose al ex liceo técnico femenino, ubicado en la intersección de las calles Claro Solar con Aldunate). En ese edificio yo tengo un sueño y si yo soy alcaldesa lo voy a concretar, acuérdense de mi. Ahí voy a instalar un mercado de abasto para todas las hortaliceras mapuches y para toda la artesanía mapuche para que todos ellos tengan un lugar digno para poder comercializar sus productos y tener un mercado de abasto justo. Eso es lo que yo quiero para ellas: yo quiero dignidad para el pueblo mapuche, para las personas que se dedican a la comercialización de sus productos para lo que nos identifica a nosotros en nuestra identidad regional. Ahí habrá un mercado de abasto justo para nuestro pueblo mapuche”, declaración de una propuesta que ignora e invisibiliza el trabajo que han venido desarrollando distintas organizaciones sociales, artísticas y culturales de la comuna como la Corporación Frontera o el Laboratorio de Arte y Cultura, este último dirigido por uno de los más destacado artistas visuales mapuche del sur de Chile, Eduardo Rapimán Marín, quien comentó a este medio que: “Creo que más que ignorar ella está desconociendo una trayectoria que una serie de organizaciones culturales, de artistas organizados tanto en la Región como en la ciudad, han sostenido para poder recuperar y rehabilitar ese edificio que tiene un alto valor patrimonial y que sobre todo es muy simbólico dentro del relato cultural e histórico de la ciudad. Esos dichos, y ese video en particular, esa propuesta en particular carece de toda buena fe. Yo jamás la vi a ella pronunciándose o aproximándose ante esa crueldad que se estaba cometiendo  con las hortaliceras y también con medidas tan nefastas como fue haber demarcado un espacio dentro de la ciudad, excluyendo en una actitud totalmente racista hacia las hortaliceras como a los cochayuyeros, o sea, creo que es una tremenda vergüenza que aún después de haber triunfado el apruebo, tengamos este tipo de expresiones miserables de la política añeja, rancia, de esa política que tanto daño nos ha hecho como sociedad, sobre todo en estos territorios que necesitan el reconocimiento en base al respeto y sobre todo al tema de conocer lo que pasa en la comuna, sobre todo cuando se es autoridad, como en el caso de la señora Carmine, puesto que ella debe estar al tanto de los avances que lleva la misma municipalidad y a partir de eso hubo una reacción lógica de diferentes artistas y cultores de la ciudad y comunidad que se pronunciaron y que finalmente terminó con la eliminación de la publicación en las redes sociales de la concejala Carmine, pero no deja de sorprender y no deja de ser una provocación para todo el mundo del arte y la cultura de la ciudad y la Región”.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar