El Estado Del Arte

Carlos Valverde: Fotógrafo, documentalista.

En esta oportunidad conversamos con Carlos Valverde (Pillanlelbún, 1986), profesional de las comunicaciones que ha venido desarrollando su trabajo en el campo de las comunicaciones, la fotografía y el documental de corte social y culturales. Con él hablamos del rol social de la imagen, su trabajo en el marco de crisis social, sanitaria e interétnica que aquejan a la región y al país y sobre los agentes del Estado que han vulnerado el derecho a expresión e información al reprimir a trabajadores de medios en el desarrollo de su trabajo, sus incursiones en la literatura y el libro con su exitosa biografía de Jorge Teillier “Nostalgia del futuro”, que escribiera junto al nuestro querido amigo Luis Marín (QEPD) y sobre sus nuevas producciones audiovisuales.

¿Cómo llegaste a decidir fotografiar esta sesión de transformistas?

Mira a mí me gustaba hacer fotorreportajes. Cuando trabajaba en el diario Austral, trabaja como reportero gráfico entre en el año 2015 al año 2020. Y ahí tuve la suerte de conocer, de poder tener un espacio para mostrar y escribir sobre distintos temas, casi siempre eran temas urbanos, temas sociales, que los podía hacer entre medio de todo lo que se trabaja en un medio, en prensa, digamos que de pronto la contingencia y los tiempos son muy acotados. Trataba de desarrollar ciertos temas que a mí me interesaban visualmente, uno de ellos era el transformismo, que era un tema que desarrollé para un reportaje para un día domingo en el diario para una fiesta del especial de Halloween y me llamó la atención como este proceso de transformación y cómo se iban cambiando, como iban convirtiéndose sus cuerpos, como era este proceso, esta transformación del cuerpo. Y bueno, invitaron a muchos artistas de distintas partes de Chile, de Santiago, de Temuco y de Concepción principalmente y ahí entreviste algunos y pude hacer retratos más íntimos, como en esta intimidad de ellos cuando se preparan para el show. Y bueno, hice la historia, se publicó y bueno yo siempre cuando trabajaba participaba en los concursos que organizaba la Asociación Nacional de Prensa. He participado ya un par de años, que en un principio era donde concursaban reporteros gráficos de todos los medios regionales de Chile y yo había participado con mi colega, recuerdo que con Oscar Ravanal siempre tratábamos de participar, y una vez saqué una mención honrosa y mandé la serie y gané el primer lugar en la categoría de series fotográficas del año 2019.

Tú fuiste a ese lugar para desocultar una realidad que pocas personas podemos conocer. Y la función de la fotografía sigue siendo esa, la de desocultar realidades que no todos ven. Este último tiempo nosotros hemos pasado por una crisis social y sanitaria y en la región donde nos encontramos con que también tenemos una crisis de carácter interétnico, porque se ha recrudecido el conflicto del Estado chileno con respecto al pueblo mapuche. En ese sentido tú ¿Qué rol le otorgas a la fotografía en este marco de crisis?

Es tan importante. Yo creo que ser los ojos del resto, eso es lo que significa para mi. Si tú estás ahí para hacer las fotos puedes hacer que esa realidad pueda ser conocida; si hay una injusticia, que esa injusticia sea conocida. Es un rol social y ahora en esta situación en la que estamos como país, como sociedad, necesitamos un reportero gráfico, un periodista responsable, generoso también y dar un testimonio. A mí me ha tocado vivir situaciones que uno no las olvida, son difíciles de olvidar, la imagen es, como dice un amigo, indestructible, la imagen es obstinada, permanece y yo creo que ese es el valor de las fotos que podemos aportar.

¿Qué opinión te merece que estos agentes del Estado hayan violado el desempeño de los periodistas y de reporteros al momento de hacer su trabajo?

A mi me parece muy grave. Me gustaría mostrarte alguna fotografía que creo tengo acá. Mira te voy a mostrar esa imagen del estallido social porque me parece grave, es a un joven que yo pude fotografiar que fue herido en un ojo. Le llegó un perdigón en el ojo y ese joven quedó ciego y lo vi muy de cerca, de la nada salieron unos carabineros de las fuerzas especiales, empezaron a reprimir una manifestación que era muy grande, debe haber sido el tercero o cuarto día después del estallido social, más de unas diez mil personas, yo creo, por lo menos.

El 25 de octubre, al parecer.

Y eso es impactante. Yo no sé el nombre de él. A mi lo que me parece más grave es que no se han responsabilizado, todavía no hay un responsable.

Claro, eso respecto de los agentes con respecto a los manifestantes. Pero hemos visto muchas veces que reporteros, periodistas han sido atacados, violentados por parte de agentes del Estado y han sido inclusive encerrados, con las cámaras y todo, y eso todo el público lo ha podido ver. Tú como fotógrafo, periodista ¿Qué podrías decirnos con respecto a estos eventos?

Bueno el último evento creo que es el más elocuente de lo que tú dices. Lo que pasó con Carlos Morales, que es un colega que es camarógrafo de Ufromedios, quien en el ejercicio de su profesión también fue violentado, pero siempre ha sido así también, siempre ha sido así, no sólo después del 18 de octubre. Carabineros siempre ha sido así.

¿Mencionas lo ocurrido en el marco de la acusación de Martín Pradenas?

Si. Pero encuentro que los periodistas tienen que sobreponerse y yo creo que tienen que hacerse nuevos medios, medios alternativos, medios ciudadanos y yo creo que de esa forma también la información puede fluir de una manera más responsable, más social, más comunitaria también. O sea siempre va a estar esa, opresión por decirlo de alguna manera ¿no? Pero aun así yo creo que uno puede seguir su trabajo.

Tu también te dedicas a otras labores que tienen que ver con la investigación, la profundización de algunos problemas que son de carácter social y también conocemos otros trabajos tuyos relacionado al mundo de la estética que es muy diferente a la prensa. Y hemos conocido un trabajo tuyo poco difundido, pero que tiene un gran valor que es el documental “Fernando Tellier no es poeta” ¿Nos podrías describir de que se trata esta producción?

Me he interesado mucho la literatura de Jorge Teillier desde aproximadamente unos ocho años, desde el año 2012. Ahí fue cuando y un poco antes en el tiempo que escribí e investigué para hacer el libro “Nostalgia del futuro” junto a Luis Marín, de Jorge Teillier. Estudié cine y la poesía y la literatura de Jorge Teillier me generó mucha cercanía en ese momento de mi vida y hasta el día de hoy, por eso opté por hacer un proyecto en esa línea. Ahí nació ese libro y casi paralelamente surgió esta idea de hacer una película, un largometraje y Fernando Tellier fue el teaser de intento de poder hacer una película de larga duración. Lo que hicimos ahí fue una adaptación de un poema de Jorge Tellier que se llama “Al poeta de este mundo” que es como un manifiesto de la poesía de Teillier; es un texto maravilloso. Y el corto “Fernando Tellier”, el hermano de Jorge, protagonizado por él, que lee un poema de Jorge y hace este viaje mágico por la poesía, la poesía de su hermano y bueno, tú viste el resultado. Este cortometraje se presentó en Carahue en el festival de cine y también se lo mostré a la familia de don Fernando a quien yo agradezco muchísimo su paciencia, sobre todo, y su buen humor.

Me imagino que el buen humor se relaciona con las largas jornadas de grabación y todo lo que involucran estas jornadas, las celebraciones posteriores, también ¿Don Fernando, cómo se lo tomó, cómo participó de esto?

No me acuerdo (risas). No me acuerdo como se lo planteé. Mira, se lo planteé de forma directa, le dije: “Don Fernando quiero hacer una película sobre su hermano”, y yo en ese tiempo había quedado como seleccionado en un festival de cine en Valparaíso, para presentar el teaser de la película. Entonces llevé el teaser , o sea no tenía el teaser, entonces le dije: “Don Fernando, ayúdame a hacer esto” y yo creo que fui bastante convincente, pero no por eso menos cordial y en general don Fernando es una muy buena persona. Es muy buena persona y se prestó porque recordemos que el cortometraje incluye una escena en una bañera, un viaje en tren a Lautaro y un bar, etc.

Y una casa también

Y una casa, exactamente. Una casa y líneas férreas. A mí me gusta mucho porque creo que con el tiempo he adquirido otra dimensión de ese trabajo que también fue bien -¿Como decirlo?- intuitivo y fue espontáneo. Fue espontáneo porque no teníamos un guión desarrollado, rígido y fue una adaptación muy libre, pero a mí me gusta el resultado final. La música de Milton Núñez también excelente y mucha gente trabajó en ese corto, que yo les agradezco.

También hay otros motivos que has venido desarrollando y qué tiene que ver con otros elementos dentro de tu visión social de a comunicación ¿Podrías hablarnos de tu próxima producción?

Te puedo comentar sin decirte el nombre del documental. Que con Rodrigo Hiriarte estamos haciendo etapa de montaje, un documental sobre la ampliación de la toma de Pichicautin, eso te puedo adelantar y también otros campamentos. Básicamente tiene que ver con el tema de la vivienda y el acceso a una vivienda digna.

Tus preocupaciones fundamentales son lo social, cultural y también lo marginal. Lo que pocas personas pueden observar y que a muchos les puede servir para conocer nuestra identidad, nuestra cultura, nuestra riqueza y también nuestras carencias. Entonces tu trabajo tiene que ver derechamente con el campo social y cultural ¿Qué has visto este último tiempo que te ha llamado la atención y que sea una producción artística o cultural, cosas en las que tú te desarrollas y que te ha llamado la atención, dentro de la ciudad, dentro de tus pares?

Yo creo que el mismo documentalismo está surgiendo de nuevo. Ahora, más que nunca, hay un acceso gigante a los medios para poder grabar y hacer un documental, el acceso a la información, los medios tecnológicos. Yo creo que estamos en una era donde con mayor razón tenemos que ser responsables y también tenemos que ser generosos con los otros y hay una gran responsabilidad social que debemos atender. Yo creo que esos son los temas que me interesan, como uno es responsable con lo que está viviendo y con lo que estás viviendo en nuestras realidades. Eso es lo que me llama la atención, como se ha expandido todo, como se han caído las más grandes fronteras del tiempo y el espacio. Aunque el virus nos tiene encerrados, creo que nos gusta pensar en la idea que hemos podido conectar de otra forma y que nosotros tenemos herramientas para poder generar un cambio, que es todo lo que la gente está pidiendo: Yo Apruebo.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar