Entrevista directa arte

Entrevista directa: solicitamos Acción Cultural para ir en apoyo de «La Colectiva Fentxen Mañum».

En esta oportunidad conversamos con Felipe ‘Flekcha’ Christensen, un artista y gestor cultural de amplia trayectoria, reconocido en distintas zonas del país por su trabajo colaborativo y comunitario, fundador de equipos de artistas y centros culturales tan importantes para el mundo alternativo como han sido La Fábrika Subkultural y La Colectiva Cultural Fentxen Mañum a la cual hace unos días le han negado la renovación del comodato gracias al cual pueden hacer uso de este espacio cedido por la Seremi de Bienes Nacionales, colocando en peligro la sobrevivencia de este centro cultural, uno de los pocos que ha podido mantenerse por años en la escena y la oferta cultural de Temuco y la región.

Felipe, colócanos en contexto y háblanos un poco de la historia y de las actividades que se desarrollan regularmente en la Fentxen Mañum.

El espacio de la Fentxen Mañum comienza después de La Fábrika Subkultural. La Fábrika la terminamos con un acuerdo extrajudicial con la dueña de apellido Taladriz y se nos dio un plazo de tres o cuatro meses. Durante esos meses gestionamos con Jorge Pillampel que era Seremi de Bienes Nacionales en aquel momento. Él peñi, mapuche, poblador, muy conciente del trabajo que había desarrollado La Fábrika los últimos años y en la primera entrevista, rápidamente nos ofreció solución y nos dijo que nos podía presentar varios espacios que estaban disponibles a los que nosotros podíamos acceder para poder continuar con la labor de escuela artística popular de arte.

Paralelamente a esa gestión conseguimos el arriendo de una casa  que tuvo un financiamiento municipal y lamentablemente esa casa duró sólo el primer año porque la gente viajó, algunas diferencias personales que terminaron con el término de ese arriendo y continuamos solamente nosotros. En un principio nosotros nos llamábamos Colectivo Cultural La Frente  y después evolucionó a Colectiva Cultural Fentxen Mañum donde se han hecho principalmente talleres relacionados con la cultura mapuche, alfarería, ñimin, telar, mapudungún, talleres de todo tipo, computación, pintura mosaico, yerbas medicinales, huerto orgánico, cultura del reciclaje, bioconstrucción, hornos de barro, música, guitarra, audio, también trabajamos un tiempo con Víctor Awkin varios años con el proyecto de grabación de bandas. También se han hecho muestras de cine. Se hizo el cefifo, la muestra de cine social, se han hecho varias ferias del trueque con los vecinos. Eso se ha hecho con alguna permanencia durante algunos años una vez al mes, otros tempos años se han hecho con menos recurrencia, pero todos los años hacemos una o un  par de ferias donde mostramos arte circense, música en vivo, marionetas, poesía. Son actividades gratuitas o muy económicas, que principalmente han sido para financiar los materiales, las herramientas y los pasajes de los talleristas. También se han organizado encuentros de trutrukatufe, de ñebekafe, encuentros de gente que trabaja en la cestería, encuentros de performances, etc.

Qué ocurrió que no renovaron el comodato en Bienes Nacionales?

En un comienzo este espacio de cale Ziem se pidió por cinco años a la seremía de Jorge Pillampel y lo aprobaron por dos años. Después se nos facilitó por cinco años y como al año después nos respondieron que aceptaban el comodato y ese comodato terminaba ahora el quince de marzo y fue el diez de marzo que nos llegó una carta diciendo que no era aceptada la solicitud de renovación del comodato que nosotros enviamos en noviembre del año 2019 sin dar motivo alguno, sólo mencionar que esta decisión se tomó por la última fiscalización que se realizó, sin especificar los motivos diciendo que se la iba a entregar a otra organización sin especificar cuál.

Qué estrategias van a utilizar para quedarse en este espacio?

La fiscalización la hizo la señora Susana de la Fuente y un abogado de Bienes Nacionales, un chiquillo joven, el que estuvo todo el tiempo valorando de forma positiva lo que nosotros estábamos haciendo. El trabajo artístico, las obras de arte, la huerta, la bioconstrucción; pero esta señora Susana de la Fuente se encontraba con una actitud muy negativa, muy preocupada de la cosa material, de la apariencia.

Nuestra idea es solicitar ese informe y revisarlo porque tenemos serias sospechas de que la señora Susana de la Fuente hizo una clara carga negativa, subjetiva y muy prejuiciosa, sin valorar lo que para nosotros consideramos es lo verdaderamente importante que es lo artístico, lo cultural, el trabajo con los jóvenes, los adultos y adultos mayores, lo que se puede traducir en que hay gente que no va al Teatro Municipal, no va al centro o a las salas de cine y no ha sido asiduo a los espacios de cultura, entonces consideramos que el espacio de la Fentxen viene a ser un espacio alternativo, poblacional, más cercano a la gente y a la familia del barrio y que puede acceder de manera más cotidiana al arte y a la cultura, a talleres y desarrollar sus habilidades artísticas.

Lo primero que hicimos fue enviarle una carta en respuesta a la seremi consultando por los motivos y manifestando nuestra extrañeza, porque nosotros hemos cumplido con los objetivos ininterrumpidamente durante los últimos ocho años y tenemos una carta, la gente que nos ha apoyado la ha subido a change.org, así es que por ahí se está solicitando apoyo de esa carta para enviársela a la seremi de Bienes nacionales, aparte de eso nosotros vamos a solicitar mañana lunes el informe que levantó la señora Susana de la Fuente, informe que nosotros creemos está hecho con un prejuicio y, si es que no nos responden en 24 horas vamos a ingresar la solicitud de la entrega de ese informe a través de la ley de transparencia.

Nosotros vamos a levantar otro informe y estamos pensando reflexionando en cuanto a qué organismo podemos solicitarle que levante un informe independiente y se levante un contrainforme. Puede ser con alguna universidad o con alguna institución educativa o cultural.

Por lo pronto de parte de la ciudadanía, de la gente que ha tomado talleres o los talleristas o de la gente que ha ocupado el espacio para hacer sus asambleas, reuniones, charlas, foros, muestras, exposiciones, encuentros o que haya participado como espectador o como beneficiario de las actividades de la Fentxen Mañum, les solicitamos si se pueden sumar a la campaña de change.org que es un sistema digital donde se pueden sumar con sus firmas y su apoyo. Hoy día empezamos con eso y ya tenemos más de cien firmas, así que creemos que podemos conseguir durante este tiempo una buena cantidad de firmas, ojalá que esta semana para poder enviarla prontamente y que la seremi pueda entrar en razón.

Qué crítica tu le puedes hacer a la institucionalidad cultural en este caso?

El espacio de la Fentxen Mañum está administrado por una organización comunitaria funcional que era la misma con la que trabajábamos La Fábrika Subkultural, que se ha transformado con el tiempo, han cambiado algunos socios, pero de todas maneras es una comunidad muy grande y hemos mantenido el espíritu de tener el espacio disponible para que todos quienes quieran ocuparlos estén disponibles, habilitados y se puedan desarrollar encuentros, festivales, diferentes actividades.

Una crítica que podría hacer es que cuando los espacios se institucionalizan se gasta mucha plata en guardias, en secretarias, en infraestructura y muchas veces sucede que quedan como elefantes blancos en donde realmente a gente del barrio, de la población, no va porque no se siente cómoda, porque no tiene la costumbre, en esto yo creo que la seremi se está equivocando al querer sacarnos del espacio. Nosotros tenemos la atención a un público distinto al asiduo a los espacios oficiales de difusión del arte, entonces hay todo un segmento de la población que realmente no está recibiendo los beneficios de la cultura, no está recibiendo los servicios culturales de los espacios oficiales porque no es asiduo a esos espacios. Creo que ese es un punto importante que deberían de considerar de que esta es una alternativa. Yo creo que todo lo que tenga que ver con la difusión del arte y la cultura va a ser bienvenido y siempre va a ser insuficiente y siempre un espacio que lo haga es algo invaluable, o sea una persona que puede ir a ver títeres con la familia o con los niños ya sabemos todos los beneficios que ello trae. O incluso poder participar de un taller que se desarrolla periódicamente, donde vas profundizando y vas aprendiendo una técnica y vas aprendiendo una expresión artística o una técnica artesanal, muchas personas después se han dedicado a replicar y viven actualmente de técnicas que han aprendido en la Fentxen Mañum. Entonces la autoridad no está consciente del aporte que está haciendo la Fentxen Mañum a nivel local con el tema cultural.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba